Llámenos: 615 295 882

Educación y adiestramiento canino

GRUPOS DE TRABAJO 

El grupo de trabajo esta formado por un adiestrador que dirige  un grupo de entre 6 y 8 perros y sus guías. Está dirigido a aquellas personas que pueden dedicar un par de días a la semana al entrenamiento y educación de su perro.

Los grupos tienen como fin formar al guía para poder educar y mejorar el vínculo con su perro, corregir malos hábitos y con ello mejorar su calidad de vida, a demás de pasar un buen rato realizando actividades juntos, con compañeros a su mismo nivel que comparten la afición por los perros, con los que se pueden intercambiar vivencias y experiencias.

En los grupos tratamos de hacer el trabajo ameno incluyendo momentos de ocio y esparcimiento tanto para el perro como para el guía, combinando el grupo elegido con ciertas actividades de otras disciplinas que resulten de interés, por ejemplo, eligiendo un grupo de OCI realizaremos ejercicios de detección como complemento al grupo elegido.

Cada grupo entrenará tres semanas de cada mes, teniendo dos días de entrenamiento cada una, uno será en día de diario y otro en fin de semana pudiendo descansar así una semana de cada mes, de esta forma, individualmente se podrá elegir si asistir por semana una o dos veces.

 

NIVELES

Nivel Iniciación:

En este nivel se trabaja la relación perro-guía creando, si no lo hubiera, un fuerte vinculo entre ambos para poder desarrollar una buena dinámica de trabajo. Se inicia al perro en ejercicios básicos de obediencia y se combina con la disciplina elegida.

En las primeras sesiones nos centramos en la relación con nuestro perro. Se trata de lograr captar su atención para que pueda caminar a nuestro lado, sin estar pendiente de todo lo que le rodea, responder a la llamada, y algunos ejercicios básicos como sentarse o tumbarse. 

En la parte de agility, por ejemplo, se introducen los obstáculos individualmente, primero los saltos, luego túneles y mesa de pausa para después crear secuencias.

En detección, nos centraremos en crear patrones ordenados de búsqueda, el marcaje e introducir la primera sustancia.

En habilidades, construiremos ejercicios sencillos, como dar la pata, girar, la reverencia, rodar por el suelo, caminar hacia atrás, etc, todos ellos ejercicios sencillos. Y trabajaremos la iniciación de la técnica del moldeado libre y moldeado con objeto.

En OCI, construcción de posiciones fijando patas, duración, inicio del fuss, target mat, coger apport, saltar valla, etc.

Una vez superemos este nivel de iniciación que implica para cualquier disciplina una obediencia básica; posiciones, duración de estas, caminar al lado, focus, junto con los ejercicios del grupo elegido, estaremos preparados para pasar al nivel intermedio.

 

Nivel Intermedio:

Empezamos a introducir mayor autocontrol del perro, posición base, trabajando la anticipación, el lenguaje corporal variable, encadenamientos de ejercicios, ejercicios a distancia y cambios de refuerzo.

 

Nivel Avanzado:

El acceso al nivel avanzado se produce cuando el guía y el perro tienen ya un buen nivel en obediencia como base para cualquier disciplina, más un buen nivel en la disciplina elegida. Aquí será necesario pasar una prueba para poder optar al nivel avanzado, estará compuesto de ejercicios de obediencia y otros específicos de la disciplina elegida.

En este nivel se trabajan los ejercicios de obediencia en grupo trabajando latencias, distancia, llamada selectiva. Combinación de señales orales, gestuales, señales falsas a distancia y próximas.

En cada disciplina se entrenan ya los ejercicios establecidos en los programas de competición, para comenzar a preparar al perro.

En agility se empezarán a realizar pistas enteras, en detección se trabajarán las tres sustancias y sus marcas en interior y exterior. En OCI, empezaremos a entrenar ejercicios de Clase 2.

En habilidades, construiremos ejercicios más complejos, micromoldeados, encadenamientos hacia atrás, fusiones, secuencias, conceptos, donde incluiremos la imitación. 

 


 

 

QUÉ ES OCI

La Obediencia de Clase Internacional es un deporte canino en el que se busca conseguir que el perro trabaje junto a su guía con una perfecta compenetración y perfección a la hora de ejecutar los distintos ejercicios.

Este deporte se puede practicar a nivel competición o como hobby, independientemente de la raza o tamaño del perro. Esta disciplina genera un fuerte lazo de unión entre el perro y el guía, siendo un de los mejores métodos para la educación, ya que existe un gran control sobre el perro, lo que permite tener una confianza total en él.

Existen tres niveles de competición de obediencia con el mismo reglamento para todos los paises miembros de la FCI: Clase 1, Clase 2 y Clase 3 (o clase internacional).

Para participar en Clase 1, primer nivel de obediencia de competición, se debe pasar primero una prueba de sociabilidad, que es una Prueba de Obediencia básica para perros de compañía y comportamiento social.

En cada nivel perro y guía deben realizar los ejercicios que marca el Reglamento, cuya dificultad va aumentando en las clases superiores hasta alcanzar el máximo nivel que es Clase 3 o Internacional (OCI)

Pueden participar perros de todos los tamaños. 

Los apports y el saltímetro se adaptan a la altura del perro.

 

Estos son los 10 ejercicios a realizar en una Prueba de Obediencia:

  • Sentarse en grupo durante 2 minutos.
  • Echarse en grupo durante 1 minuto con llamada.
  • Seguimiento en Junto sin correa.
  • De pie, sentado y echado durante la marcha.
  • Llamar el perro, posiciones "de pie" y "echado".
  • Orientar el perro con instrucciones, "echado" y llamada.
  • Cobrar con instrucciones.
  • Enviar a un cono con cobro y salto.
  • Olfatear y cobrar.
  • Control a distancia.

 

La obediencia deportiva nace en los países escandinavos, que desde la década de los 90, se han estabilizado como la élite a nivel mundial de esta disciplina. En las primeras páginas del reglamento se puede encontrar una frase que obliga a los competidores a mostrar un trabajo del perro proactivo, sin presión y alegre. De esta forma se puede sancionar y se sancionan estados emocionales del perro que no se deriven de un entrenamiento respetuoso y amable con los perros. Es quizás este motivo el que anima a muchos aficionados a practicarlo durante los últimos años.


GALERÍA DE FOTOS

 

 


 

 

QUÉ ES AGILITY

En el Agility se mezclan obediencia del perro, control, comunicación, rapidez y destreza, generando un fuerte lazo de unión entre el perro y el guía.

Esta inspirado en los concursos hípicos de salto, no obstante, la aceptación y numero de seguidores fue tanta que pronto se convirtió en una disciplina deportiva. En 1980, el Agility fue reconocido de forma oficial como deporte canino por el Kennel Club.

El Agility se puede practicar a nivel competitivo o como ocio, independientemente de la raza o tamaño del perro. Esta disciplina genera un fuerte lazo de unión entre el perro y el guía, siendo un método idóneo de educación, obediencia y sociabilidad canina, a la vez que disfrutas con tu mascota y realizais ejercicio físico.

El Agility consiste en hacer superar al perro un recorrido con diversos obstáculos, potenciando su inteligencia y agilidad. El guía puede animar a su perro, veréis a compañeros, incluso vosotros mismos hablando, o gritando en la pista, ya que mediante la voz y los gestos-moviemtos corporales, llevaremos al perro a realizar a toda velocidad una pista en su orden correcto. 

Todas las pistan tienen unos tiempos máximos reglamentarios y un orden en la ejecución de los obstáculos, siendo este desconocido  hasta el comienzo de la competición, momento en el que se permite el reconocimiento de pista, para memorizarla y estudiar la estrategia a seguir.

La finalidad consiste en combinar el control del perro para no tener fallos en la pista y que a su vez la realice el menor tiempo posible. 

 

 

GALERIA DE FOTOS

 

 

 

 

 

 

 

 


 

QUÉ ES DETECCIÓN

Con un olfato hasta diez mil veces superior al de los humanos, los perros pueden descubrir si una persona padece un tumor maligno, encontrar unas llaves en el medio del campo, o detectar cualquier otro olor para el que los hayamos entrenado.

Los perros de detección son aquellos que, a través de su olfato, son capaces de hallar y mostrarnos aquello que previamente les hemos pedido que localicen.

Se define como perro de conservación aquel perro de detección que se especializa en todo lo relacionado con la naturaleza. Puede ser desde la localización de muestras de pelo de un animal concreto, a plantas, semillas o insectos.

El perro de alerta es el perro de detección que, mediante una señal para la que ha sido adiestrado, se anticipa y avisa de la aparición de un episodio médico, como por ejemplo una hipoglucemia o un ataque epiléptico.

Los perros detectores de sustancias pueden ser entrenados para operaciones y maniobras de rastreo y detección de sustancias explosivas, incluso de bombas biológicas y químicas o drogas.

Lo primero que les enseñamos es la búsqueda ordenada, para posteriormente pasar enséñales el /los distintos marcajes dependiendo de la sustancia a buscar. 

 


 

 

QUÉ SON HABILIDADES

El grupo de habilidades caninas lo hemos creado para estimular y divertirnos con nuestro perro, evitando el aburrimiento para los días de invierno, abriendo su mente y desarrollando al máximo su potencial. El entrenamiento que desarrollamos está basado en juegos de inteligencia, estimulación y coordinación, pudiendo enseñarles ejercicios muy útiles para la vida diaria y la integración del perro como un miembro más de la familia.

Existen dos tipos de habilidades, unas que son divertidas y llamativas como el baile y otras que están más enfocadas a la utilidad, como que nos traiga el mando o nos apague la luz. 

Existen varios niveles de trabajo según vamos desarrollando las diferentes capacidades del perro, por un lado trabajamos la parte física,  psicomotricidad, propiocepción, etc y por otro la parte mental, preparando al perro para que sea capaz de pensar cada vez más rápido.

Nivel iniciación: enseñamos al perro los diferentes sistemas de educación que utilizaremos para el desarrollo de las habilidades, como luring, clicker, targeting, freeshaping, hasta llegar a conceptos más complejos como la imitación. Habilidades que se pueden trabajar en la fase de iniciación pueden ser: distintos tipos de giros, ochos, dar las patas, chocar los cinco, subir, tocar, coger, dar un beso, hacer el osito, distintos tipos de target, etc. 

En el Nivel intermedio seguiremos trabajando por un lado en las técnicas de aprendizaje y control del perro y por otro en la construcción de ejercicios algo más complejos. 

Trabajaremos latencias, control de estímulos, lenguaje corporal variable, cambios de señal, moldeados para construir ejercicios como la  entrega, apagar luces, quitar los calcetines o la chaqueta, andar hacia atrás, hacer el muerto, saltar encima de nosotros, meter las patas en un cubo, caminar hacia atrás, abrir un cajón, etc.

Nivel avanzado cuando nuestro perro domina multitud de técnicas de entrenamiento, sabe pensar por si solo y tiene un repertorio de habilidades, puede pasar a crear secuencias, fusiones, encadenamientos hacia atrás, etc, para crear habilidades nuevas mucho más complejas. Como recoger sus juguetes, traernos agua de la nevera, crear una coreagrafia, levantar un pie, esconderse en una maleta, meter la ropa en la lavadora o abrirlos el cubo de la basura. 

 

 

 

 

 

 

 

REC. Residencia, Educación canina. Crematorio de mascotas

  • Crta. N-630 Salamanca-Zamora km 313
    (detrás del Centro Penitenciario)
    Topas. Salamanca
  • 615 295 882

¿Dónde estamos?

A 18 minutos de Salamanca y 25 de Zamora, entre Topas y el Cubo del Vino. Nuestras instalaciones cuentan con más de 25.000 m2 en plena naturaleza.